Home > PROPUESTA

MPMR FRENTE POPULAR

Somos patriotas y anti-imperialistas, por ende latinoamericanistas, cultivamos la creación o recreación de una identidad chilena en base a sus trabajadores y sectores populares por conquistar una patria donde impere la Soberanía Nacional y la Soberanía popular.

El Frente Popular es uno de los continuadores de las luchas multiformes de nuestros pueblos por su libertad, en especial de los trabajadores y sectores populares. Expresadas especialmente en la resistencia del pueblo mapuche; en la gesta de nuestra primera independencia; en la sociedad de la igualdad del siglo XVIII; en el proceso del movimiento obrero y su concreción en la CUT de 1953; en el proceso de la Unidad Popular y el gobierno que encabezó Salvador Allende; en la rebelión popular contra la dictadura terrorista de Pinochet y la clase dominante que lo secundó; y en las luchas de los movimientos sociales contra los gobiernos de la Concertación, Alianza y la Nueva Mayoría.

Somos el Frente Popular  y “nos inspiramos en el ejemplo heroico del guerrillero del pueblo, Manuel Rodríguez, el que no conoció el miedo, y con coraje y valentía supo organizar y encabezar la lucha del pueblo en la gesta emancipadora de la independencia”.

Mantenemos en alto el contenido, la dignidad y el ejemplo de lucha del FPMR y como se dijo en noviembre de 1984 “Nuestra lucha es libertaria y patriótica. Buscamos liberar a nuestro pueblo de la tiranía y recuperar la democracia, pero también nuestra lucha es por liberar a nuestro país del dominio del imperialismo, por lo cual nuestra lucha es solidaria y coincidente con todos los que en nuestro continente y en el mundo, luchan por liberarse de las garras de imperialismo o construyen sus patrias liberadas, enfrentando la cruel agresión imperialista”. Reivindicamos la lucha y el aporte de los internacionalistas chilenos que han participado en gestas de liberación nacional en especial en Latinoamérica.

Nuestra máxima es la frase del padre de la patria Manuel Rodríguez “No soltare la pluma ni la espada mientras mis hermanos no se satisfagan condignamente” y del libertador Simón Bolívar “La Patria es América”.

Horizonte de lucha y marco teórico del Frente Popular

El Frente Popular  es una fuerza política que propicia para el momento actual una “revolución” anti-neoliberal con la más amplia unidad social, ciudadana y popular que derrote el modelo político, económico y social que creó la dictadura y han desarrollado la Concertación, la Alianza y la Nueva Mayoría. Propiciamos que el neo-liberalismo sea reemplazado por una sociedad de derechos y un sistema democrático en base a una real soberanía popular y nacional.

En el largo plazo el Frente Popular tiene como horizonte de lucha la conquista de la libertad plena expresada en una sociedad sin clases sociales,  donde no exista enajenación, donde impere el buen vivir, la plena justicia social, el vivir en comunidad, la armonía con la madre tierra y el irrestricto respeto a los derechos humanos. Para lograr esa sociedad es necesario superar el capitalismo.

Para conquistar los objetivos de mediano y de largo plazo propiciamos de manera unitaria la creación de un poder popular revolucionario en base a las experiencias de lucha de nuestro pueblo.

El Frente Popular  se apoya en las tradiciones latinoamericanas de pensamiento bolivariano y marxista. Nuestra concepción es de un Bolivarismo popular como opción política de unidad de los pueblos latinoamericanos en su lucha antiimperialista, concepción que hoy se expresa en el proyecto político ALBA de los pueblos y junto con ello tenemos como forma de análisis y compresión de la realidad, el marxismo crítico entendido este no como manual sino como creación histórica.

Definiciones políticas de la lucha actual del Frente Popular

Somos claramente opositores a la Alianza y a la Nueva Mayoría, que son dos caras de una misma moneda. Detrás de estos dos conglomerados están los grupos económicos chilenos y transnacionales que son el real poder que maneja Chile.

Levantamos la necesidad de la unidad del pueblo en su diversidad contra el Neoliberalismo. La unidad la concebimos como diversa política e ideológicamente, en base a movimientos sociales y políticos en lucha contra el modelo. En la concreción de una unidad popular amplia, vemos como fundamental la creación de un polo social popular que una a los que luchan.

Propiciamos que en la unidad anti-neoliberal diversa, tengan un papel preponderante los trabajadores y trabajadoras de Chile, para lo cual instamos a la creación de una nueva centralidad de los asalariados en base a los contenidos programáticos de la CUT de 1953 y el legado de Luís Emilio Recabarren y Clotario Blest.

Asumimos como programa en la lucha contra el modelo neoliberal los 13 puntos programáticos de la Izquierda Popular. Plataforma programática que tiene como base la concreción de una Asamblea Constituyente para refundar Chile y el cambio sustancial del modelo económico pro-patronal y transnacional actual.

Proponemos como hipótesis de derrocamiento del neoliberalismo la más amplia movilización social que ponga en jaque la gobernabilidad del país. No creemos en el camino del cambio solamente institucional sin presión popular callejera.

Estamos por la diplomacia de pueblo a pueblo y el cultivo de la hermandad entre pueblos latinoamericanos, en primer lugar con los distintos pueblos que habitan Chile y con los pueblos de los países de sur y Centro América. Por eso estamos por legítimas demandas como: autonomía para el pueblo mapuche; Mar para Bolivia con soberanía; el fin al colonialismo en las Islas Malvinas y Guyana; el respeto a la soberanía en Haití y la independencia de Puerto Rico.

CON LA REBELDIA DE SIEMPRE, UNIR A LOS QUE LUCHAN

MPMR-FRENTE POPULAR

La Serena octubre 2015

 

 

15 MEDIDAS PARA CAMBIAR CHILE
1.- Proponemos la convocatoria a una Asamblea Constituyente, que termine con la nefasta Constitución del 80. Esta nueva Constitución deberá hacerse cargo de un vacío en nuestra historia republicana, garantizando la participación sustantiva del mundo popular y especialmente de los y las trabajadoras.

2.- Tolerancia cero a la corrupción política, policial y militar. Elevando los castigos penales y erradicando de la vida política nacional a las personas y organizaciones que corrompan las instituciones del Estado.

3.- Para financiar las demandas sociales que el pueblo y la ciudadanía exije, proponemos la re-nacionalización de las riquezas básicas partiendo por el cobre, recurso que deberá ser gestionado con la participación de los trabajadores y los movimientos sociales.

4.- El neoliberalismo económico que ha predominado en los últimos 40 años debe ser sustituido por un nuevo modelo, en armonía con la naturaleza y bajo la idea de una real soberanía nacional y popular. El Estado y la sociedad organizada tienen que tener un papel preponderante en el nuevo modelo económico.

5.- Un nuevo código de y para los trabajadores, que asegure dignidad, sueldos y trato justo para los hombres y mujeres asalariados.

6.- Un sistema de jubilaciones solidario y de seguridad social, terminando con el sistema de las AFPs.

7.- Una educación y salud estatal, gratuita, de excelencia con la participación de la comunidad.

8.- La construcción de barrios dignos para todos, lo que implica el derecho a casas dignas en un medio social y natural adecuado, terminado con el lucro del sistema financiero.

9.- La plena democratización de los medios de comunicación. El estado debe asegurar medios de comunicaciones, tanto escritos, digitales, radiales y audiovisuales de carácter nacional de los movimientos sociales y el pueblo.

10.- El respeto irrestricto a los Derechos Humanos en el plano civil, militar y económico. Las fuerzas armadas y policiales deben erradicar la concepción del enemigo interno y asumir una doctrina militar de respeto a la soberanía nacional y popular.

11.- El respeto irrestricto a la madre tierra. El desarrollo de Chile debe estar ligado a la armonía entre la naturaliza y la comunidad. Expresamos nuestro apoyo a todos los que luchan por hacer de nuestra patria un espacio mejor para vivir, por lo que hacemos nuestro las reivindicaciones de los Movimientos Sociales medioambientalistas, de defensa de los recursos naturales y de los territorios amenazados por el capitalismo salvaje, como de los que desde el feminismo y las reivindicaciones de todas las expresiones de nuestra diversidad sexual y afectiva buscan mayores niveles de igualdad y respeto.

12.- El respeto a la autonomía de los pueblos originarios, especialmente los hermanos mapuche.

13.- El respeto a los inmigrantes, que vienen a desarrollar sus vidas en nuestro país. Ellos se merecen respeto cultural y legal por parte del Estado y la sociedad chilena.

14.- El incentivo a una ciencia y tecnología propia, que nos permita soberanía y salir de la colonización imperial.

15.- La integración de Latinoamérica en una gran confederación de hermanos latinoamericanos, en ese camino la integración de Chile al ALBA. Necesitamos construir la hermandad con nuestros vecinos, en especial con el pueblo boliviano con el cual debemos construir en conjunto una solución definitiva a su demanda marítima.
El Movimiento Patriótico Manuel Rodríguez- Partido Rodriguista se compromete con todas fuerzas a impulsar la unidad del pueblo detrás de estos objetivos históricos, proceso en el que estamos dispuestos a discutir nuevos elementos que enriquezcan o cambien nuestras propuestas en el marco del anti-neoliberalismo y de la opción popular.
No somos dueños de la verdad, pero estamos seguros de nuestras aspiraciones y de nuestros sueños, que no son más ni menos que el de las generaciones de revolucionarios que aspiraron a construir una sociedad de hermanos y hermanas: la sociedad de la libertad y de la felicidad del ser humano.
El Movimiento Patriótico Manuel Rodríguez – Frente Popular